El primer día de trabajo es difícil para todos, pero elegir la vestimenta adecuada te hará sentir más relajada y segura ,por eso  antes de armar tu look debes conocer el ámbito laboral en el cual quieres pertenecer  y elegir con claridad el mensaje que deseas transmitir.

Si eres independiente, arriesgada, seria, o responsable, todo esto lo puedes comunicar a través de tu vestuario, si así lo deseas. Claro, sin que el estilo que elijas implique que debas ser juzgada, aunque debes saber que existen códigos para cada ámbito, tales como:

  • Evita usar ropa muy ajustada, escotes muy pronunciados, faldas muy cortas, prendas extravagantes o excesivas transparencias. Mostrar demasiado no es una sabia elección.
  • Por muy informal que resulte el trabajo ,es mejor que tu primer día optes por un look más formal. La primera impresión es la más importante.
  • Los pantalones oscurosasí como las faldas de tubo son una buena opción  para un primer día de trabajo. Además ambas prendas las puedes combinar con un top o blusa.
  • Si puedes ir con unos jeans, en el caso de trabajar por ejemplo en una tienda, siempre es mejor que los combines con camisetas básicas, nada exagerado, sin muchos detalles y si no tienen estampados o dibujos mejor.

Nuestra  recomendación es siempre la de crear un estilo personal y ser fiel a este, tu estilo puede adaptarse a las diferentes situaciones de tu vida si es auténtico.

“Lo importante es conocerte a ti misma, tu personalidad y tipo de cuerpo, para poder desarrollar una imagen distinguible e impactar siempre con tu look”, comentó Lucelia Valecillos, Directora de Tienda de Zara Caballero, en Panamá, Ecuador y Colombia.»

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *